http://www.conildelafrontera.net

 

detienen y amenazan a opositor pacífico

el programa de guerra cibernetica de Cuba

aumentan los precios

acceso a la internet

restricciones y censura

oficina de la union europea

libertad para los presos politicos

regimen se enfada con los medicos

dejan cesante opositor pacifico

vigilia estrechamente vigilada

transicion democratica en Cuba

Bancoex

primer ministro ruso visita Cuba

Tom y Jerry

alto riesgo para inversionistas

imagen del desaparecido lider

enfrentamiento diplomatico

los tres mosqueteros postcastristas

batalla de ideas

garantizar sucesion en Cuba

promover la sociedad civil

opositor expulsado del trabajo

el compromiso

derechos humanos de naciones unidas

terror de Fidel Castro

fantasma de Marx

revolucion o involucion

el motivo de la convocatoria

aquella intervencion norteamericana

Cuba un estado policial, totalitario y extorsionador

escritor americano

la guerra asimetrica

opinion publica internacional

acceso a la internet

asesinato de J.F Kennedy

guerras

guerra cibernetica

Chavez aspira a ser Castro

una cubana muere en el mar

gomez manzano se declara en huelga de hambre

auxiliar a castro y garantizar sucesion en Cuba

hoteles de la cadena sol melia

 

 

Como un escritor americano

Shelyn Rojas

LA HABANA, Cuba - Septiembre (www.cubanet.org) - Hacía pocos días se había divorciado, disfrutaba de la soledad a sus anchas, lejos de sus responsabilidades. También tenía su nuevo ordenador. Tantos años escribiendo con una caduca y añosa Rémington, oxidada y con la cinta gastada, ahora se sentía un escritor americano, como su adorado Tom Wolfe.

Esa mañana al despertar, recordó el sueño que había tenido, pensó escribir sobre él. Abrió la ventana de su cuarto y respiró el aire contaminado y pestilente de la ciudad. Lo primero que presenció fue un camello desbordado de personas camino al trabajo. Ese podía ser otro tema para escribir, pero sería en otro momento.

Fue al baño. El jabón era "Nácar", una marca inodora que venden por la libreta de racionamiento. La pasta dental se había acabado y el desodorante también. Se dirigió hacia la cocina, con deseos de desayunar. El refrigerador estaba vacío, cogió una jarra de la repisa, inglesa, de cristal, adornada con la figura de uno de los guardias del palacio de Buckingham, con morrión y todo; ameritaba un buen té, tampoco había. En su lugar, preparó chocolate sin leche, sólo con agua caliente y azúcar prieta, a qué más.

Regresó a su cuarto. Después de la separación lo había ordenado a su gusto. Se dispuso a escuchar a Bob Dylan and The Band, en vivo, 1974; no se aburre de piedras rodantes, nieblas y anfetaminas. Ya en ambiente prendió un cigarro, se sentó a escribir su hermoso sueño. Se inspiró en una antigua amiga que acaba de descubrir bajo otra luz.

Eran casi las 12 del mediodía, hora de almuerzo; sólo había frijoles negros y arroz. En la arrocera se haría rápido, pero ya no podía contar con ella, se fue con la "ex", mejor, menos consumo de electricidad. Los frijoles en una hornilla eléctrica; sin olla de presión, porque perdió la válvula. Bueno…esperaría. Que otra cosa podía hacer. Por suerte todavía no habían cortado la electricidad.

Le daba tiempo darse un chapuzón en una laguna cerca de su hogar. La laguna no está muy limpia, pero todavía se puede uno bañar allí. No podía llevar su toalla, sólo tiene una amarilla y se deshilacha. Tiene que cuidarla hasta nuevo aviso. En la laguna, cavilando sobre el tema que estaba escribiendo y soñando con su amiga, se le fue la tarde. Al estómago no le quedó otro remedio que volverlo a la realidad.

Por el camino compró croquetas para aumentar la cena. Al llegar a su casa terminó de arreglar los frijoles. En el momento de comer, le cortaron el fluido eléctrico por espacio de una hora. Entre velas y soledad cambió su opinión, no escribiría temas de amor. Para llegar a realizar sus sueños de sentirse como un escritor americano seguiría escribiendo, como siempre, sobre todo lo malo del mundo, en fin: el gobierno.

Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.

 

cubanet.org

 

 

más páginas aqui