conildelafrontera.net

 

 

¡¡ Un Modelo político a seguir !!

Fotos del gobierno local

Ayuntamiento de Conil

Rumores

Juez Baltasar Garzon

Viajes a Cuba

Los Desaparecidos en Cuba

Martha Beatriz Roque

Cuba opinion publica internaciona

 

 

 

El Grupo Empresarial Meliá

Juan González Febles

LA HABANA, Cuba - Septiembre (www.cubanet.org) - Meliá de España tiene una amplia presencia en nuestro país. Desde la capital hasta los rincones más especiales de nuestra tierra. Sus instalaciones son bellas y el servicio, exquisito y especializado. El caso es que en ninguna de esas incuestionablemente bellas instalaciones se permite la entrada de cubanos.

Son los perfectos cómplices de ocasión de una de las más repulsivas prácticas del gobierno de Fidel y Raúl Castro. El Grupo Empresarial Meliá de España (GEM) es otro de los términos en la odiosa ecuación definida por las prácticas excluyentes impuestas por la dictadura castrista contra los cubanos. Son cómplices del Apartheid que se practica en su modalidad turística.

Son legítimos herederos de los negreros del siglo XIX. Al igual que aquellos comerciantes, ellos tampoco inventaron la situación de que se benefician, sólo la aprovechan y sacan ganancias. Es la misma moral, pasada por el afeite de la postmodernidad y los ordenadores.

Curiosamente, en las instalaciones de Meliá no se excluye a todos los cubanos, sin distinción. Se excluye a profesionales, trabajadores y demás personas de bien. Meliá en sus instalaciones más selectas da la bienvenida a bellas jóvenes que acceden para ejercer la más antigua profesión.

El GEM paga a la empleomanía de la Isla salarios risibles en complicidad estrecha con el gobierno de Fidel y Raúl Castro. Disfrutan de condiciones contractuales que no se atreverían a imponer a sus paisanos en España.

Estas prácticas abusivas pueden sostenerse porque, al igual que los negreros de otra época, les asiste el principio de extraterritorialidad. Esta conducta tiene lugar más allá de las fronteras de España y esto les hace sentirse a salvo. La contrapartida que consolida esta injusta práctica, está dada en la interpretación que se da al principio "soberanía nacional".

En fin, poco puede hacerse. Meliá explota y humilla al pueblo cubano en comandita con el gobierno cubano. Las leyes españolas, muy severas en su momento con el ex hombre fuerte de Chile, son completamente inoperantes frente a la asociación representada por el gobierno de Fidel y Raúl Castro y el GEM.

Sólo el gobierno libre y democrático que tendremos saldará la deuda creciente del GEM con el pueblo cubano. Se hará justicia cumplidamente cuando todos sus activos y propiedades en Cuba sean confiscados sin compensación.

Más adelante, estos activos y propiedades podrán ser subastados, a partir de conceder preferencia legítima para el capital en poder de cubanos y participación, claro está, a inversionistas extranjeros con un código ético más exigente que el que hoy pone en práctica GEM en Cuba. Que así sea.

jgonzafeb@yahoo.com

cubanet.org