http://www.conildelafrontera.net

 

villa miseria

erase una vez un hombre

Freedom House

Cuba rompe vinculos con empresas extranjeras

y despues de Castro, que?

disidentes Cubanos

Los hermanos Castro

El sector financiero cubano - ida y venida

sospechoso de asesinato

amnistia internacional

los Cubanos

Parlamento Europeo

intelectual

Gobierno español

America latina

apoyo mundial

electroshock a preso politico

La Fortuna de Fidel Castro

presidente de Iran

quienes usurpan el poder hoy deben responder ante la ley mañana

buenas intenciones y el camino al infierno

Estudiante Cubano denuncia de violacion de sus derechos humanos

Cuba transicion si, sucesion no

opiniones contrapuestas

los piratas ciberneticos de Castro

admiracion mutua

prensa controlada de Cuba

levantar el embargo a Cuba todavia pendiente

amenazan a opositores pacificos por no tener vinculo laboral

preso politico

modificacion del codigo penal

percepciones

el entierro de Castro

nostalgia por la izquierda

Cuba represalias

denuncian falta de asistencia medica en prision

reprimen a opositores

politicos Cubanos

Libertad de Prensa

periodista detenido

Cuba democracia

Medicos Cubanos decidieron desertar en Bolivia

exigen apertura los opositores en Cuba

medicos que quieran abandonar la mision

nostalgia por la izquierda

 

 

Opiniones contrapuestas entre expertos y exiliados sobre la designación de Ramiro Valdés

Agencias. Encuentro en la Red(http://www.cubaencuentro.com/), 1 de septiembre de 2006.

Expertos y representantes de grupos del exilio en Miami opinaron este jueves sobre la designación de Ramiro Valdés como nuevo ministro cubano de la Informática y las Comunicaciones. Algunos la vieron como una búsqueda de "unidad" en el régimen y otros como un gesto de escasa relevancia.

Se infiere la intención del gobierno de Cuba de "atraer" a mandos no especialmente afectos a Raúl Castro para fraguar un modelo de "unidad" en el proceso de sucesión, dijo Jaime Suchlicki, profesor del Instituto de Estudios Cubanos de la Universidad de Miami, informó EFE.

Esta es la primera designación de un ministro desde que el pasado 31 de julio Fidel Castro anunciase la cesión provisional del poder a su hermano Raúl, tras someterse a una delicada operación intestinal.

Puede ser también, agregó Suchlicki, que el nombramiento de Valdés sea una decisión "impuesta" por Fidel Castro para blindar "las filas revolucionarias y que no haya divisiones internas".

En cualquier caso, la designación "no significa cambio alguno, sino todo lo contrario, un endurecimiento" del sistema y "no una apertura", señaló Suchlicki a EFE.

Con este diagnóstico coincidió el analista estadounidense Brian Latell, quien sostuvo que el gobierno cubano busca vertebrar la "unificación de todos sus elementos".

La premisa cubana, según Latell, antiguo analista de la CIA, consiste en "presentar un frente unido al mundo, a la Administración de Bush y al exilio cubano en Miami".

Por su parte, Alfredo Mesa, director ejecutivo de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), consideró que con este nombramiento, Raúl Castro muestra su "desprecio y poca lealtad".

A juicio de Mesa, se trata de "un nombramiento de poca relevancia" que deja ver la nula confianza que Raúl Castro demuestra a "los que le rodean" y a Valdés.

Raúl Castro intenta dejar claro que "Ramiro Valdés no es un hombre de su confianza" en el proceso de sucesión, dijo Mesa.

El nombramiento de Valdés, quien participó junto a Fidel Castro en el asalto al Cuartel Moncada, en 1953, y en el desembarco del Granma, en 1956, supone un alineamiento con la línea más dura de la revolución y "demuestra" que el gobierno cubano "busca una identidad en la sucesión que no existe", porque "esta sucesión no tiene validez", subrayó Mesa.

Para Ricardo Bofill, presidente del Comité Cubano pro Derechos Humanos, está muy claro que La Habana persigue articular "un balance de poder interno", ya que Valdés, "fue el brazo ejecutor de Fidel Castro y su colaborador más directo".

Bofill, que sufrió prisión durante 16 años en Cuba por su oposición al régimen, afirmó que se trata de un "gesto político para desempolvar una figura" que, si bien mantuvo una "rivalidad personal con Raúl", ésta nunca se tradujo en "discrepancias ideológicas".

Valdés es "una suerte de verdugo", un hombre de "vida disoluta, un mediocre y un vago" muy preparado para "las intrigas", pero "ineficiente y pésimo administrador", opinó Bofill.

 

cubanet.org

 

 

 

más páginas de Conil aqui